Si en las mesas, estelares, nada falta

El lunes, los argentinos y argentinas fuimos citados a la fiesta clandestina televisada más grande del mundo. Con un pico de 18.8 puntos de rating, el ciclo conducido por Tinelli arrancó su nueva aventura en las pantallas.

[Por: Lautaro Qaugliaro] Hace mas de un año que se viene advirtiendo en television y redes sociales, de las consecuencias epidemiológicas de las fiestas clandestinas. Las fiestas clandestinas antes de la pandemia eran fiestas en bares, en casa de fin de semana o el famoso “salir a bailar” a los boliches. A partir de la pandemia que azota a todo el mundo donde en Argentina ya se cobró más de 70.000 víctimas y tres millones y medio de personas contagiadas, estas fiestas se prohibieron por ser el foco de contagio principal en jóvenes y adultos.

Desde que comenzó esta pandemia se ha dicho que las reuniones sociales de más de 15 o 20 personas eran foco de contagio, pero qué pasa cuando esas fiestas clandestinas son reproducidas en la pantalla de la televisión, en un canal abierto y para todo el pais. Una vez más, la estupidez y el afán del dinero ganó sobre la cordura.

Esta semana pudimos ver el acto más cínico, estúpido y cruel en la pantalla desde que comenzó la pandemia. Marcelo Tinelli inauguraba su nuevo programa llamado “La Academia” y allí pudimos ver una mega apertura donde no faltó el baile, los sketch de humor con famosos, show musicales y gente, mucha gente. Más allá de que luego se quisieron lavar las manos con que todos los presentes estaban hisopados y que todos estaban con barbijos, verdaderamente no hacía falta una apertura de ese estilo, con miles de personas arriba del escenario, mucha más gente detrás de las cámaras, chistes sobre el barbijo y el distanciamiento social.

Pero el momento más cínico de todo lo que se vio es la manera de lavarse las manos aplaudiendo a personas disfrazadas con ambos y barbijos. ¿Porque hablo de personas disfrazadas? Porque no creo que médicos y médicas, enfermeros y enfermeras, luego del año que pasaron, se presten a este show. Y si por algún momento estas personas pensaron que este “homenaje” era representativo, creo que se olvidaron de sus compañeros que pelean el dia a dia contra el virus.

En fin, en un país donde hay 500 muertos por día, 35.000 contagios por día y que a diario están cerrando comercios y restaurantes, no sólo por el covid-19, sino por la situación económica que pasa el país desde el 2018; En un país donde debatimos si los colegios son focos de contagio o no son focos de contagio, si deben estar abiertos o no deben estar abiertos y en donde los políticos de cualquier color, ya sea, Rodriguez Larreta de CABA, Rodolfo Suárez de Mendoza, Omar Perotti de Santa Fe o Gerardo Morales de Jujuy, están pensando y debatiendo sobre si aplicar más restricciones de las que hay, estas cosas impactan en la sociedad, obviamente, de manera negativa.

Un gran mensaje dio Gustavo Sofovich productor de “polémica en el Bar” qué dijo, “Estoy hablando de lo que pasó ayer en nuestra querida y golpeada televisión. Hablo de lo que sucedió en un país donde hay 500 muertos por día, en el que a diario cierran sus puertas comercios y restaurantes, donde debatimos si los colegios deben o no estar abiertos, en el que miles de personas pierden sus trabajos, y en el que hoy se debate aplicar restricciones aún más estrictas”. Para finalizar lo remató con un lindo nombre para esto que se vio “Expocovid 2021”.

Ahora, el gobierno nacional debería haber sabido esto desde hace mucho, pero muchísimo tiempo. Todos los años Marcelo Tinelli hace su programa con una súper mega apertura, mientras muy cerquita de donde se hizo este programa los hospitales están colapsados, hasta en un cien por ciento de su capacidad.

Luego del lunes se escucharon muchas críticas y con ella muchas justificaciones como “bueno, pero la productora tiene mucha gente a su cargo” o que la gente “necesita una distensión de la realidad”.

Ante esto, el lado político es el lado que más queda al descubierto, ¿cómo es posible decirle a un padre que el colegio de su hijo es un foco de contagio, luego de ver esto?, ¿Cómo le decís a un comerciante o el dueño de un gimnasio que su comercio es foco de contagio?, ¿Cómo le decís a una compañía de teatro que no puede atar actuar para 30 o 40 personas mientras este tipo llevó 200 personas a un piso de televisión? La política se juega hasta en los lugares donde no creemos y esto puede llegar a haber sido un mensaje para la política en general o un mensaje político para alguien en particular.

Un mensaje político que se puede ver es lo que Tinelli le dice a los conductores de un programa del 13, que se encontraban al costado de la pista. A esto Fabricio Ballarini, científico del CONICET y director de Bioingeniería del ITBA, respondió a los dichos del conductor.

Ahora la producción de LaFlia está preocupada por el contagio de uno de los participantes: Nicolás Fleitas, el partenaire de Candela Ruggeri. El joven rosarino todavía se está recuperando y no se sabe cuándo podrán debutar en la pista con el cubo al cuadrado, el primer ritmo de la competencia en el que ya bailaron cuatro parejas. En Los ángeles de la mañana (LAM), la periodista Maite Peñoñori contó que Nicolás fue diagnosticado con covid-19 la semana pasada y ya está por tener el alta epidemiológica. Pero ante un contacto estrecho o un falso negativo ¿Es necesario tremendo show?.

El problema no es el programa en sí, el problema es el pasarse por donde no les da el sol, las medidas sanitarias, ese show podría haber sido un desastre sanitario. ¿Se podría haber evitado tremendo show de apertura en vivo? Si, por eso antes hable de un mensaje político.

¿Es necesaria una presentación con 200 personas con el peligro de ocupar una cama critica del hospital? Cuando el dinero está en juego, la vida vale poco. Creo que eso quedó claro en esta pandemia.

Dejá una respuesta