La maldita bonaerense y la apestosa justicia: Paladines en la cloaca de la democracia

Úrsula Bahillo había denunciado 18 veces a su ex pareja, un policía de la bonaerense, llamado Matías Martínez de 25 años. Este lunes la asesinó a puñaladas.

Matías Ezequiel Martínez está detenido y había sido denunciado 18 veces por Úrsula. Se desempeñaba como policia en Rojas.

[Por: Lautaro Quagliaro] A partir del femicidio de Úrsula, que no es el único del año, se creó otra polémica en torno a la policía bonaerense que en su composición tiene varias células que eliminar y la justicia que ya no sorprende en su accionar antes y después de un femicidio. Durante enero de 2021, el dato es que hay 37 femicidios, 29 intentos de asesinato y 25 chicxs que perdieron a sus mamás. Acaso el dato más llamativo es que el 12% de los femicidios registrados en enero fueron cometidos por integrantes de las fuerzas de seguridad.

“Me vi muerta”, “Me pegó durante siete meses”, “Me amenazó de muerte”, son los mensajes que Úrsula le mandó a una amiga antes de ser asesinada.

Ya lo había denunciado 18 veces, pero a pesar de que había una restricción de acercamiento, Matías Ezequiel Martínez, de 25 años, seguía amenazándola. Martínez hostigaba a la joven desde hace 7 meses y había sido denunciado por violencia de género, la Justicia le había impuesto una orden de restricción el 5 de febrero, pero el lunes la atacó tras una fuerte discusión. Luego del crimen, el femicida habría intentado suicidarse con el mismo cuchillo, por lo que cuando lo detuvieron lograron trasladarlo a un hospital aledaño.

Úrsula ya avisaba a sus amigas sobre la violencia que Martínez ejercía sobre ella: “Me dijo que me va a matar, no aguanto más”.

La madre se presentó ante el juez Ferron y hablo con la gente que se manifestó frente a la comisaria, en el lugar pidió “Chicos, no se muevan de aca hasta que bajen a todos los jefes”

Primero necesitamos preguntarnos si funcionan los exámenes que se realizan a las personas antes de entrar a la bonaerense, para que tipos como el asesino de Ursula no compongan un cuerpo de seguridad.

Según la página del Ministerio de Seguridad de GBA (http://www.mseg.gba.gov.ar/ ), los exámenes de ingreso consisten en cuatro evaluaciones eliminatorias. En este proceso interviene personal policial y profesional, psicólogos, médicos y profesores del Ministerio de Seguridad, responsables de evaluar y decidir la aptitud psicofísica de todos y cada uno de los postulantes. Primero se da una evaluación Médica, luego una evaluación atlética y una evaluación Visu (Una entrevista personal con un Oficial Jefe de la institución policial).

Pero la más importante y la que podemos identificar fácilmente que hay una inoperancia muy grande es la evaluación psicotécnica, que consiste en una evaluación para determinar si el postulante se ajusta al perfil requerido para el ingreso. En la misma se administran técnicas para indagar la aptitud del postulante y el resultado será condicionante para ingresar a la Institución. En criollo, es un examen psicológico para ver si la persona esta apta para ejercer un cargo tan importante como policía, donde debe manejar un arma y brindar seguridad a la población.

Luciano Callegari, Juez de Paz de Rojas recibió las 18 denuncias de Úrsula antes de sea victima de femicidio.

Que dijo el Juez de paz, Luciano Callegari, uno de los responsables de que Martinez pueda accionar libremente contra Úrsula, “Recibí tres denuncias por hechos de violencia que sufrió Úrsula y ordené que le entregaran un botón antipánico. Desde mi función como juez de Paz no puedo disponer ninguna detención”. Asi, el juez buscó hacerse a un lado de la responsabilidad y no quedar de alguna manera “pegado” a este caso. Si vos como juez no tenes la potestad de detener a nadie, crees que una perimetral es suficiente? No lo creo. Luego, concluyó su relato “Por ley, no tengo facultades para ordenar una detención. Solo tengo autoridad para ordenar medidas preventivas”. Ahora, como juez y autoridad de Rojas, debería preguntarse si se podría haber evitado este asesinato y si se quiso cuidar a la víctima. En principio una perimetral y un botón parece poco.

Una amiga de Úrsula publicó los nombres de las personas que estan implicadas en el inaccionar ante las denuncias por violencia de género

Patricia, la madre de Úrsula indicó que junto a su marido se enteraron exactamente hace un mes de que su hija sufría violencia de género por parte de Martínez. “Nos contaron todo y fuimos a la Comisaría de la Mujer de Rojas, donde nos tomaron la denuncia”, explicó. También dijo que el 1 de febrero Martínez violó la perimetral que le habían impuesto en un episodio en el que llegó a fotografiarlo con su celular.

“Nadie nos quería decir que nuestra hija estaba muerta y me trataron como a una delincuente. Me pusieron esposas, estoy toda machucada por la forma en que me trataron, y fue un varón, aunque no le pude ver la cara porque me tiraron al suelo”, dijo Patricia.

Patricia contó que acudió a la comisaria de la Mujer para hacer la denuncia y le notificaron que “Los fines de semana no trabajan”. Bien digamos todo, no trabajan los fines de semana pero los lunes le pegan un balazo de goma a una amiga de Úrsula en el ojo, mientras protestaba porque le habían matado una amiga.

“La saqué barata, 5 centímetros más y me sacaban el ojo. No quería lastimar a nadie, solamente vine a pararme a pedir justicia”, Nerina, amiga de Úrsula, recibió un balazo de goma.

Una amiga de la joven publicó en su cuenta de Twitter, “Úrsula avisó, fuimos a hacer la declaración y les chupó un huevo. Nos dieron un papel de mierda y nada más y hoy mi amiga está muerta. Ojalá se haga justicia por ella y por todas”.

El fiscal Sergio Terrón indagará a Martinez por femicidio y homicidio agravado por alevosía. El lugar donde la asesinó, en un bosque a 8 kilómetros de Rojas, impedía el auxilio de la víctima. Mientras tanto, investigarán el accionar de Callegari quien entendió que no hacía falta renovar la perimetral, ni otorgarle el botón de pánico a Úrsula porque el policía “no era peligroso”.

Mientras Alberto Fernández dice “Estoy muy feliz de estar poniéndole fin al patriarcado”, el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, parece ser un organismo de pantalla solamente preocupándose por figurar y no accionar. El patricado no va a caer, el patriarcado solamente se debe debilitar. Es imposible hacer caer un sistema que impera desde hace miles de años, en solo un periodo de gobierno.

La titular del organismo Elisabeth Gomez Alcorta aparece en actos junto al presidente por todo el país pero nunca aparece presionando a la justicia y a los gobernadores para que cosas como las que sucedieron este fin de semana se terminen y que los culpables tengan la pena justa. La que mejor resumió como debe ser un ministro de la nación es la actual vicepresidenta, Cristina Kirchner, como cuando critico públicamente a diferentes ministros: “Los que tengan miedo que busquen otro laburo”. Este tema no debe ser tomado a la ligera, si vos queres cambiar, tenes que dar un golpe no una charla de género y un papelito que un potencial femicida va a ignorar. La ministra debe dar un golpe a la violencia de género: Nuevas y ejemplares penas (perpetuas) para los femicidas y violadores, impulsar penas físicas a estos como la castración química y la mayor presencia de mujeres en lugares públicos.

Hasta ahora el Ministerio de Mujeres solo se ha volcado en igualar la llegada de mujeres a diferentes puestos de trabajo, pero no se ha intentado dar un duro golpe a la violencia machista. Porque después de fundar una institución necesaria como el Ministerio de Géneros queda una larga disputa por delante para que ese ministerio no se reduzca a un adorno del gabinete, excluído de los asuntos importantes de la política.

Dejá una respuesta