En un partidazo, Paris Saint Germain derrotó a Bayern Múnich y sueña con meterse en las semifinales de la Champions League

Con un doblete de Mbappé y otro tanto de Marquinhos, el elenco de Mauricio Pochettino se llevó la victoria por 3 a 2 como visitante y sacó ventaja en la serie. Choupo-Moting y Muller descontaron para los locales, que se jugarán todo en la revancha del próximo martes.

Por la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League, Paris Saint-Germain pisó fuerte en Múnich y derrotó al Bayern por 3 a 2. El conjunto de Mauricio Pochettino logró conseguir una enorme victoria en tierras germanas y sueña con meterse en semifinales.

En un verdadero partidazo, los franceses lograron ponerse en ventaja rápidamente. Cuando apenas iban dos minutos de juego, el francés Kylian Mbappé puso el 1-0 parcial tras una gran jugada colectiva de la que participaron Neymar y Di María.

Luego, a los 28, sería el brasileño Marquinhos quien, tras quedar mano a mano con Neuer, conseguiría aumentar su ventaja en el marcador. Sin embargo, tras su tanto, el zaguero fue reemplazado por lesión.

Sin embargo, el elenco local empezaría a hacerse sentir en el duelo también. A los 37, Eric Choupo-Moting puso de cabeza el descuento.

Ya en la segunda etapa, el Bayern se encontró con el empate gracias a Thomas Muller, la figura del equipo, por lo que las cosas se pusieron 2 a 2 y la serie estaba más que abierta.

Hasta que, a los 23, nuevamente Kylian Mbappé volvería a convertir con una gran definición y sentenciaría el triunfo para su equipo en Alemania por 3 a 2, lo que significaría además su octavo gol en ocho partidos jugados en la presente edición del certamen.

Además, por su gran actuación, recibió el premio al mejor jugador del partido.

De esta manera, el equipo que dirige Mauricio Pochettino quedó muy bien posicionado de cara al partido de vuelta, que será el próximo martes 13 de abril en el Parc Des Princes, ya que consiguió marcar tres tantos de visitante, aunque sin dudas que el resultado quedó totalmente abierto y todo puede pasar.

Dejá una respuesta