El Presidente habló por teléfono con Vladimir Putin de la pandemia y de la relación bilateral

La conversación entre ambos mandatarios duró 30 minutos. Quedó abierta la posibilidad de que haya un encuentro presencial cuando lo permita la situación epidemiológica.

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta mañana una comunicación telefónica durante 30 minutos con su par ruso, Vladimir Putin, para repasar la relación bilateral entre ambos países. Así cumplieron el encuentro que había quedado pendiente de la Cumbre de Líderes del G 20 en Roma, Italia, donde habían pautado una reunión virtual que no se llevó a cabo por problemas de agenda. Putin fue uno de los presidentes que faltaron a la cita presencial en la capital italiana.

Fernández valoró en esta conversación la cooperación entre ambas naciones a la hora de enfrentar el desafío que significó la pandemia de coronavirus, según se informó desde Presidencia de la Nación. Argentina fue el primer país que adquirió las vacunas Sputnik V que se elaboraron en el Instituto Gamaleya de Moscú, cuando en noviembre de 2020 suscribió un contrato para adquirir 20 millones de dosis, que luego se amplió en 10 millones más.

Los dos mandatarios reiteraron su predisposición a encontrarse personalmente en cuanto la situación epidemiológica lo permita.

También la agencia de noticias rusa Sputnik difundió este encuentro. Afirmó que, según el servicio de prensa del Kremlin, Fernández y Putin conversaron sobre “la lucha contra la pandemia de coronavirus” y que “se confirmó la voluntad” de “fortalecer la asociación estratégica ruso-argentina y la cooperación práctica en varias esferas”.

La relación entre Argentina y Rusia ya era fluida en tiempos de las presidencias de Néstor y de Cristina Kirchner y Alberto Fernández sigue en ese camino. Se profundizó ese vínculo durante la pandemia cuando Argentina se transformó en el primer país del mundo que compró la vacuna rusa Sputnik V. Aunque después hubo problemas con la provisión de los sueros, sobre todo del componente 2, incluso con un reclamo por carta de la asesora Cecilia Nicolini en la que se amenazaba con la ruptura del contrato suscripto. Fernández y Putin, a pesar de esas rispideces, mantuvieron un vínculo cordial.

Putin se había comunicado en abril de este año con el mandatario argentino cuando este contrajo coronavirus. Y un mes después mantuvieron también una videoconferencia en la que se anunció que la vacuna rusa iba a producirse en nuestro país a través del laboratorio Richmond. En esa ocasión Fernández agradeció los gestos rusos. “Decimos en Argentina que los amigos se conocen en los momentos difíciles, y cuando pasamos un momento difícil el gobierno de Rusia, el Fondo Soberano de Rusia, el instituto Gamaleyaestuvieron al lado de los argentinos ayudándonos a conseguir las vacunas que el mundo no nos estaba dando”, aseguró.

“Para nosotros ha sido muy valioso, porque millones de argentinos han visto preservar su vida gracias al desarrollo científico de Rusia, en el que siempre confiamos”, agregó el jefe de Estado.

En los últimos días de octubre y los primeros de noviembre los contactos entre funcionarios argentinos y rusos se intensificaron. El jueves 29 de octubre el Secretario de Relaciones Exteriores argentino, Pablo Tettamanti, y el embajador ruso en Buenos Aires Dmitry Feoktistov se vieron en la Cancillería para “discutir un calendario de los próximos contactos políticos y las perspectivas del desarrollo de la asociación estratégica integral bilateral”, según se informó.El jefe de Gabinete recibe al embajador de Rusia en Argentina, Dmitry Feoktistov. Ciudad de Buenos Aires, martes 2 de noviembre de 2021. Foto: Irina Sanchez /prensa jefatura de gabinete.El jefe de Gabinete recibe al embajador de Rusia en Argentina, Dmitry Feoktistov. Ciudad de Buenos Aires, martes 2 de noviembre de 2021. Foto: Irina Sanchez /prensa jefatura de gabinete.

En la Cumbre de Líderes del G 20 el canciller Santiago Cafiero habló a solas con su par ruso Serguéi Lavrov. Allí Cafiero le transmitió el agradecimiento a Rusia por la transferencia de tecnología para la fabricación de la vacuna Sputnik V en las instalaciones del laboratorio Richmond desde el mes de julio de este año.

También le expresó su satisfacción por contar con una herramienta como la Asociación Estratégica Integral que permite que “las relaciones ruso-argentina no dependan de la coyuntura política, permitiendo así una cooperación en diversos campos, como la ciencia, la tecnología y la innovación, el fomento del comercios y el impulso a las inversiones, el desarrollo energético, la promoción de la cultura y la cooperación educativa”.

El 3 de noviembre el jefe de Gabinete, Juan Manzur, recibió al embajador Feoktistov en la Casa Rosada. De acuerdo a los tuits que publicaron tanto Manzur como la embajada rusa en ese cónclave de media hora se abordaron “las perspectivas del desarrollo de la cooperación bilateral económica y comercial, incluyendo la esfera de transporte ferroviario”.

Argentina quiere adquirir formaciones de trenes de Rusia (China pugna en este rubro por ser proveedor argentino). También se necesita modernizar la flota áerea militar y evalúa alternativas con Rusia y China. Si bien había tratativas con el gobierno de Xi Jinping, el 6 de octubre el ministro argentino de Defensa, Jorge Taiana, se reunió con Feoktistov quien le ofreció aviones MiG-35, un caza de superioridad aérea, de mucha potencia y con una gran maniobrabilidad en combate. Cada avión cuesta alrededor de 30 millones de dólares. Todavía no se conoce por cuál opción se definirá el gobierno de Alberto Fernández.

Dejá una respuesta