Cuanto más sudor en tiempos de paz, menos sangre en tiempos de guerra

El gobierno había tenido una tendencia negativa luego de las PASO, que produjeron cambios masivos en el gabinete y crisis internas dentro del partido. Las legislativas de este Domingo le dieron aire para poder conseguir los consensos necesarios de cara a los próximos meses y para poder rearmarse. El gobierno no sudó lo suficiente en la paz y fue herido en la guerra, hoy se lleva menos golpes pero un llamado de atención. Hay que transpirar.

[Por: Lautaro Quagliaro] Juntos se impuso en los resultados de las elecciones 2021, una victoria que ratificó la tendencia que había conseguido en las PASO. El partido liderado por Patricia Bullrich ganó en 13 provincias (donde se encuentran los cinco distritos más poblados del país: la provincia de Buenos Aires, CABA, Córdoba, Santa Fe y Mendoza). Sin embargo el Frente de Todos logró imponerse en nueve distritos y sumando una gran remontada en la Provincia de Buenos Aires.

El revés electoral a lo largo y ancho del país es para el Gobierno la confirmación de un veredicto que expuso a carne viva el malhumor social y la necesidad de calibrar el rumbo de la gestión. Más allá de que los resultados en las elecciones a nivel global para la mayoria de los oficialismos es muy mala, muy pocos paises se encuentran en la situacion de nuestro pais, sumido en una crisis economica y social hace 5 años, sumado a la gran deuda contraida por el Macrismo en el 2018, las PASO anticiparon un poco los cambios que debian ser hechos antes de las elecciones por la crisis interna y el mal desempeño de algunos funcionarios. 

El Frente de Todos comenzó en septiembre a procesar el desafío que tendrá por partida doble en los próximos dos años: definir la identidad de la coalición gobernante y la posición que tomará en una cancha que se inclina en favor del espacio opositor y los factores de poder. 

¿Qué obtuvo Alberto luego de las elecciones? obtuvo tiempo. ¿Para que? para rearmar la estructura de gobierno y para acordar con el Fondo.

La prioridad del gobierno de tratar de conquistar votos en GBA y CABA, supuso olvidarse lo que pasaba en el interior. Las urnas hablaron y le dijeron al gobierno “¿asi que cuando te pedimos ayuda no nos diste bola? tomá, arreglate como puedas ahora” La pérdida en 13 provincias y en los principales centros urbanos de la Argentina muestra el enojo del interior para con el gobierno. Una radiografia que el Frente de Todos debe analizar para que la oposicion no vuelva en 2023, con slogans como “platita” o con el gran hit santafesino de Carolina Losada para “dejar atras a Cristina”. En Casa Rosada planifican un Frente más aperturista. Hacia afuera, Alberto Fernández convocará a un amplio acuerdo económico y social con gobernadores, opositores, empresarios y sindicalistas. Puertas adentro, analiza impulsar una Mesa Nacional del Frente de Todos para dirimir las diferencias internas con mandatarios provinciales y con la CGT. La cohesión en ambos sentidos se encuadra en la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Al respecto, Fernández anticipó que en diciembre enviará al Congreso su plan para acordar con el organismo de crédito. En cuanto al Gabinete, no están previstos cambios de nombre.

Santa Fe no cambió mucho

Juntos por el Cambio le torció el brazo en 14 ciudades de la provincia de Santa Fe que eligieron las conducciones de sus municipalidades. El Frente de Todos fue el que más sufrió: perdió en tres de las seis con las que contaba. El Frente Progresista logró retener seis de las siete que disputaba.

Solamente en tres departamentos Marcelo Lewandowski, del Frente de Todos, logró imponerse: Rosario, Garay y San Lorenzo. 

En el búnker del cierre no todo fueron malas noticias, ya que, sorprendió la gran elección de Lisandro Cavatorta, el candidato a concejal de Rosario que terminó apenas a un punto de Ciro Seisas, el candidato de Pablo Javkin. Esto se presentó como una nueva demostración de fortaleza y avance peronista en la ciudad.

Por otra parte, el escrutinio reflejó un crecimiento impactante de la Alianza Mejor con Miguel Tessandori como referente que obtuvo el apoyo de unas 85.000 personas. De esta manera, la nueva fuerza política debutará con dos bancas como el sector que más avanzó proporcionalmente desde septiembre.

Los resultados provisorios marcaron además un retroceso de Juntos por el Cambio, que dejará de ser la primera minoría en el Concejo. Ana Laura Martínez se aseguró la reelección, pero los tres escaños de su espacio implican la pérdida de dos lugares en el cuerpo.

El quórum del Senado

Por primera vez desde el retorno de la democracia en 1983, el peronismo no tendrá mayoría en el Senado, que preside Cristina Fernández de Kirchner. De las 8 provincias que renuevan senadores, la oposición se impuso en 6: Chubut, Corrientes, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe. El Frente de Todos sólo ganó en 2: Catamarca y Tucumán.

Así, el oficialismo perdió el quórum propio en la Cámara alta, ya que tendrá 35 senadores propios y necesita 37 para poder iniciar una sesión sin necesidad de legisladores de otras bancadas.

La derrota en La Pampa y Chubut le quitaron el quórum propio al peronismo en el Senado. El pampeano Daniel Kroneberger, que encabezó la lista opositora para la Cámara Alta, consiguió el 48,27% de los votos y se impuso en esa provincia. La diferencia fue más marcada aún en Chubut, donde la oposición le sacó 10 puntos de ventaja al Frente de Todos.

Santa Cruz, fue testigo de una victoria histórica de la oposición. La boleta encabezada por Roxana Reyes sumó el 35,05% de los votos, una diferencia de 12 puntos con el oficialismo, que quedó en un inédito tercer lugar.

La oposición también se impuso en Cuyo. La lista encabezada por Julio Cobos ganó en Mendoza con el 49.84% de los votos, una diferencia de más de 20 puntos respecto del kirchnerismo. Juntos también se quedó con San Luis, donde la boleta impulsada por el gobernador Claudio Poggi sacó una diferencia mínima de apenas un punto. La oposición desplazó así a la lista que apoyaba Alberto Rodríguez Saa.

San Juan fue una excepción en Cuyo: la lista del Frente de Todos apoyada por el gobernador Sergio Uñac logró imponerse con el 43,73% de los votos.

En cuanto a la Cámara de Diputados de la Nación, el escenario político respecto a las PASO fueron contundentes, el Frente de Todos continua siendo la primera minoría, con 118 diputados nacionales, seguido por Juntos por el Cambio con 116, que no logró convertirse en primera minoría, uno de sus principales caballitos de batalla durante la campaña. Hubo una gran performance de la izquierda a nivel nacional y de los libertarios en CABA, de la mano del Milei y de Espert en GBA.

Dejá una respuesta