Bullrich habló sobre la inseguridad en la ciudad: “Lo que pasa en Rosario sale de todo tipo de análisis respecto a la inseguridad”

La ex Ministra de Seguridad fue tajante a la hora de explicar la realidad rosarina. “Es una ciudad tomada”, afirmó y agregó que “la gente va a empezar a vender sus casas para irse de Rosario”.

La presidenta del PRO, Patricia Bullruch, habló este martes sobre la crítica situación que vive la ciudad de Rosario en el marco de la inseguridad. “Creo que lo que está pasando en Rosario es de absoluta gravedad y parece que el país solo reacciona cuando ocurre en Buenos Aires”. Con esas palabras Patricia Bullrich demostró su preocupación por lo sucedido en la ciudad en las últimas horas.

En declaraciones a Radio Boing, la ex ministra de Seguridad de la Nación afirmó que las balaceras a los locales gastronómicos El Establo y Jorgito Juniors es algo “que sale de todo tipo de análisis respecto a la inseguridad”.

Y afirmó: “Es una ciudad tomada”. A lo que agregó: “La gente va a empezar a vender sus casas para irse de Rosario”.

“Que tengan que clausurar las estaciones de servicio, que pase una moto por un restaurante y abra una balacera contra la población, aplica a una ciudad tomada por narcotraficantes que quieren formar una idea de que la ciudad es de ellos, de nadie más”, expresó.

Bullrich destacó no entender “por qué el presidente no está hoy en la ciudad con el gobernador, el intendente, el ministro de Seguridad y los legisladores, generando un comité de crisis”. La presidenta del PRO reclamó que se aplique la Ley de Seguridad Interior para que las fuerzas armadas apoyen las operaciones mediante las afectaciones de logísticas, transportes, comunicaciones y demás elementos. 

“Rosario es una ciudad que si no se toman medidas la gente se va a ir. Van a empezar a vender sus casas. No se puede vivir en un lugar en el que uno está comiendo en un restaurante y lo balean”, remarcó.

Además aclaró: “Si hubiera sido ministra de Seguridad y veía este avance, habría instalado todo en Rosario. Lo que se está generando es un acostumbramiento de una manera brutal. Me imagino cómo estarán hoy los rosarinos llevando a sus hijos al colegio”.

Asimismo apuntó: “La intencionalidad es decir ‘nadie vive en Rosario si no nos dejan hacer lo que queremos. La ciudad es nuestra’. El tirotear un restaurante es sembrar el miedo sobre toda la población”.

Y continuó: “Le pido por favor al Gobierno Nacional, al ministro y al gobernador que no cesen de trabajar hasta solucionar este problema. Nosotros estamos dispuestos a ayudar. No dejemos que esto siga creciendo. El objetivo está claro, el amedrentamiento total de la ciudad”. 

“Esto no es inseguridad, es un paso más adelante”, concluyó tajante.

Dejá una respuesta