Argentina en la COP26: Una solución verde a la deuda y “la inversión del siglo” de la mano de un ex Puma

El Gobierno argentino ha puesto la acción climática y ambiental en el centro de sus últimas acciones, desde la solución verde a la deuda con el FMI hasta la ayuda de un ex puma para las inversiones. Las acciones del gobierno se dieron desde Glasgow en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El presidente Alberto Fernandez y Santiago Cafiero junto a los responsables de la empresa Fortescue.

[ Por: Lautaro Quagliaro ] El presidente Alberto Fernandez, regresó al país, acompañado por la Primera Dama y parte del gabinete, luego de participar en la Cumbre “COP26”, en Glasgow y reafirmó los compromisos de la Argentina: Deudas sostenibles para una recuperación con inclusión social, acción ambiental como política de Estado y sustentabilidad ambiental de la mano de la sustentabilidad social. Cabandié y Kulfas se quedaron en la ciudad escocesa, En tanto, el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; permanecerán en Roma para continuar con la renegociación de la deuda con el FMI.

En su gira por Europa, el Presidente logró el apoyo de sus pares a los pedidos realizados al FMI para permitir a los países de bajos ingresos y renta media como la Argentina puedan cumplir con sus compromisos financieros y al mismo tiempo continuar la recuperación económica, a la vez que consiguió el compromiso de una inversión de 8.400 millones de dólares de una empresa australiana para producir hidrógeno verde en Río Negro.

Argentina propone un canje de deuda por protección climática

Canjear deuda externa por acciones concretas a favor del medio ambiente, considerando los difíciles compromisos financieros que tienen los países en desarrollo, agravados por la pandemia. Es decir, lograr un alivio económico para cada Estado, a cambio de que estos realicen un beneficio para toda la humanidad, pautando ciertas metas ecológicas, es lo que porpone el Gobierno Argentino en momentos donde la preocupacion por el futuro del planeta esta en constante discusión. Y aunque desarrollar esta medida es un poco compleja y necesita de largas discuciones para intentar llegar a un acuerdo final, en la previa surgieron buenas expectativas. De hecho, importantes organismos de crédito, como el FMI y el Banco Mundial, podrían presentar planes de “canje de deuda verde” en la COP26. Haciendo ver a esta propuesta del mandatario argentino como una buena alternativa par alos Estados. 

En efecto, la administración de Fernandez ya está negociando un acuerdo de facilidades extendidas para poder pagar la deuda de 45.000 millones de dólares más intereses, contraída con el FMI bajo el Gobierno de Mauricio Macri y no debe perder tiempo, ya que el año que viene deberá desembolsar alrededor de $19 mil millones de dólares para no caer en default y las complicaciones generadas por la pandemia han puesto muy complicadas las cosas para nuestro país. 

“Hidrógeno verde” una solución a la falta de inversiones

“La inversión extranjera más grande en lo que va del siglo” asi lo presento el gobierno argentino a la inversion de 8.400 millones de dólares que la empresa australiana Fortescue, dedicada a la producción de energía limpia hara en nuestro pais y que creará más de 15.000 empleos directos en Argentina para producir hidrógeno verde.

La comitiva argentina está eufórica por esta noticia, que compara con el proyecto de Vaca Muerta por su potencial impacto en la economía nacional en virtud del flujo de divisas que podría producir, además de que, según estima, creará más de 15.000 empleos directos y entre 40.000 y 50.000 indirectos.

El Presidente estuvo acompañado por los ministros Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo); la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca, y el asesor del Ministerio de Desarrollo Productivo Marcelo Kloster, que se reunirán con los directivos de Andrew Forrest (Presidente), Julie Shuttleworth (CEO), Agustín Pichot (Presidente para la Región Latinoamérica), Todd Clewett (Senior Manager Global) y Sebastián Delgui (Gerente Regional de Gobierno y Comunidades para Región Latinoamérica).

el anuncio oficial detalló que habrá una primera etapa piloto, con una inversión estimada en 1.200 millones de dólares, que producirá unas 35 mil toneladas de esa energía -conderada uno de los combustibles del futuro-, suficiente para satisfacer a 250 mil hogares. La prueba se iniciará en 2022 y finalizará en 2024.

El kilo de esa energía oscila ahora entre los ocho y los diez euros por mes. Todo se destinaría a exportación y representaría un importante ingreso de divisas para Argentina.

Uno de los responsables de que la empresa desembarque en la argentina es el ex capitan de los Pumas, Agustin Pichot, que comentó “esta es una industria muy nueva y sabemos que tenemos que abaratar los costos de producción, pero por eso queremos empezar lo antes posible con una inversión de u$s2.500 millones”.

Pichot analizó que existen “condiciones que te pone el mercado de divisas para el repago, no de dividendos, sino para hacer sustentable el pago de deuda de una inversión semejante, lo lógico de cualquier negocio”, pero también que cree que “es bueno invertir en el país y ojalá pueda generar los puestos de trabajos necesarios”.

Dejá una respuesta